¿Por qué cayeron ayer los mercados?

trader miedo

Pasamos lista a las “razones” expuestas por algunos medios para justificar las caídas de un día cualquiera, por ejemplo el pasado 13 de marzo de 2014:

CincoDías: Crece la tensión en Ucrania.

Expansión: Temor a nuevos “defaults” y dudas sobre el crecimiento en China.

Financial Times Alphaville: Los compromisos en derivados chinos arrastran a los mercados.

Wall Street Journal: La tensión en Ucrania y Crimea asusta a los mercados.

Cárpatos: Incertidumbre en Ucrania, China, Merkel, la subida del Euro, la bajada del cobre y 47 razones más.

Yahoo Finance: Rusia asusta a los mercados.

Fox Business: Obamacare asusta a los mercados.

CNBC TV: No ha sido una caída, sino un día de vuelta.

Bloomberg TV: No ha sido un día de vuelta, ha sido sólo una caída.

ZeroHedge: Lo correcto sería preguntar por qué ha subido tanto antes.

Forbes: Los impuestos están demasiado altos.

MarketWatch: La sombra de 1929 planea sobre nosotros.

La Carta de la Bolsa: Ha sido por culpa de las HFT (máquinas de alta frecuencia).

Telediario de TVE1: La prima de riesgo ha bajado este mes de nuevo gracias a Rajoy.

Cuarto Milenio: Han sido los extraterrestres que construyeron las pirámides.

Casa de análisis muy cara y seria: Suscríbase a nuestro boletín y sabrá por qué.

Casa de análisis institucional aún más cara y seria: Suscríbase y nosotros sí que le explicaremos la auténtica razón que sólo conocen cuatro gatos, el Club Bilderberg y los Reptilianos.

Leer más »

Más información sobre , , , , ,

El Lobo de Wall Street y los banksters

Siguiendo la estela de otras películas basadas en el mundo de las finanzas reseñadas aquí, el genio de Scorsese ha montado The Wolf para no dejar ni un minuto de respiro al espectador. Tiene su mérito, tratándose de una a priori aburrida y simple historia de fraude (¡cuánto nos gustaría que Scorsese dirigiera la biografía de Bárcenas!). A lo largo de sus tres horas de metraje, asistimos a una procesión de excesos, drogas, sexo, locura, avaricia, humor desternillante y la concentración de tacos más alta que jamás he visto en una película. Aunque a mi gusto no alcanza la perfección y tensión de otras obras maestras suyas (Infiltrados, por ejemplo), el pack Scorsese-DiCaprio (ambos también productores de la película) vuelve a funcionar perfectamente.

Pero si The Wolf es una gran película, lo es quizá menos por sus aceleradas y divertidas formas que por su contenido. La película condensa a la perfección todo lo que más odio del universo de la inversión, el lado más repugnante y decadente del mundo de las finanzas. A saber; el puro e ilimitado afán de lucro por encima de cualquier otra consideración ética, incluyendo el desprecio por otras vidas humanas, justificando cualquier tipo de violencia física o psicológica. El hedonismo sin freno que sólo conduce a la esclavitud en vida y en última instancia a la autodestrucción propia. La rendición a la dictadura de las apariencias, siempre hambrientas de más. La dolorosa soledad perdida entre una atronadora multitud.

Leer más »

Más información sobre , , , , ,

El gazpacho y la subida de la Bolsa

Hace unas semanas, cuando el IBEX-35 tocó los 10.000 puntos, se me quejaba un cliente que su cartera de inversión se había quedado “muy atrás” este año en rentabilidad compara con la Bolsa.

Con mucha paciencia y sin que el cliente entendiese al principio qué le estaba contando, empecé a describirle cómo se hace un buen gazpacho andaluz.

Primero elegimos una buena remesa de hortalizas frescas como tomates, pepinos, cebollas y ajos. Lo trituramos todo añadiendo aceite de oliva y algo de vinagre. Lo que queda es una refrescante y nutritiva sopa fría que se suele tomar en los meses de verano; inconfundible y con un delicioso sabor característico.

Cuando el cliente se empieza a impacientar, termino la descripción de la receta con:

–Pero si lo que quieres es que el gazpacho sepa sólo a zumo de tomate, ¿por qué pediste primero un gazpacho?

Leer más »

Más información sobre , , , ,

El cirujano y el banquero privado

Ante el cliente, el cirujano plástico tiene dos opciones: satisfacer lo que le pide sin más (lo que el cliente cree que es lo mejor para él o ella), o ejecutar lo que en su experiencia y apreciación profesional más le conviene.

Algunas veces los criterios de lo que es bello o no difieren, y el cirujano se encuentra con el dilema de satisfacer los deseos de su cliente aún a sabiendas de que la operación le va a resultar nefasta en términos de belleza final.

El buen banquero privado, aquel que se preocupa por la preservación y crecimiento del ahorro de su cliente, se encuentra con la misma disyuntiva que el cirujano plástico.

Muchas veces el cliente le pedirá unas inversiones que no son las mejores para su patrimonio ni para su momento vital. Si el cliente ve al IBEX-35 o el S&P-500 subir un 20% en lo que llevamos de año, se preguntará y quejará (estúpidamente, pues nadie puede predecir el futuro) por qué su banquero privado no le ha invertido su patrimonio en Bolsa a principio de año.

Igualmente, cuando la Bolsa se desploma un -50%, se quejará de por qué no estaba completamente desinvertido antes de la caída.

Parece como si el cliente financiero, al igual que el cliente de cirugía plástica, se negase a comprender que muchas veces lo que más le conviene para alcanzar unos objetivos razonables y realistas con su ahorro no es “hacer lo que le pide el cuerpo”, sino seguir fiel a una estrategia razonable y planeada con antelación.

Muchos serán los que viendo el IBEX-35 y el S&P-500 alcanzar máximos estos días de octubre “exigirán” a sus “cirujanos financieros” hacer un lifting a su cartera y cargarse de Bolsa, o del activo financiero de moda.

Seguramente se mirarán al espejo, al igual que Lara Flynn Boyle, y sonreirán felices, creyendo durante un breve tiempo, el que dure la exuberancia irracional del activo de moda, que han hecho lo mejor para ellos.

.

Más información sobre , , , , ,

Sartre y los Croods

Los croods the croodsUna curiosa familia, mezcla a medio camino entre el imaginario colectivo del hombre prehistórico y la típica familia americana de finales del siglo XX, se enfrenta a cambios que les sobrepasan. El mundo está cambiando y la única salida que el padre de familia ve e impone a los suyos (les quiere y por eso busca lo mejor para ellos) es la de no asumir ningún riesgo. Hasta ahora parece que les ha funcionado muy bien así, en el difícil arte de la supervivencia prehistórica, época en la que presuntamente se desarrolla la película “Los Croods”.

De forma similar en este 2013, a veces veo cómo a mi alrededor la situación económica y las nulas perspectivas atemorizan tanto a la gente que las llega a bloquear. Paralizados por el miedo, “deciden” no hacer nada (“virgencita que me quede como estoy”) y esconderse en la misma cueva que la familia Croods.

Pero no-hacer es tan peligroso como hacer. Esperar sin hacer nada a que escampe es igual de peligroso que intentar hacer algo. No decidir no implica no tomar riesgo por una sencilla razón: todos los activos que existen (incluido uno mismo) y las circunstancias en las que vivimos, están inmersos en un sistema de dinámica compleja y estocástica donde no-hacer implica estar expuesto a las contingencias del mundo de la misma forma que al decidir hacer algo, pues no podemos escapar a la realidad del mundo.

Leer más »

Más información sobre , , , , ,

Derivados en la Biblia

Corría el año 1.700 antes de nuestra era. Jacob, camino de Oriente, se encontró con sus primas Raquel y Lea, que estaban pastoreando en un valle. Se enamoró de la primera. Jacob habló entonces con el padre de ambas, su tío Labán, y le propuso que si trabajaba siete años para él, podría casarse con su hija Raquel.

Jacob aceptó el trato.

Así, Jacob, en el capítulo 29 del Génesis, se convirtió en uno de los primeros referentes en la historia escrita del concepto de contrato derivado (en su caso un “call” u opción de compra).

En un lenguaje actual, diríamos que Jacob acordó con Labán el derecho, aunque no la obligación (si quería podía irse un buen día y continuar su camino a Oriente), de adquirir un subyacente (casarse con Raquel) en una fecha prefijada (al cabo de 7 años) a cambio de una prima o coste (el trabajo realizado para su tío durante ese tiempo). Jacob, al aceptar el trato, considera que el precio que está pagando por ese derecho (la prima, en terminología de opciones) es justo (está bien valorado).

Se trata pues de uno de los primeros contratos derivados de los que tenemos constancia escrita, al intercambiar unos derechos y obligaciones que hacen referencia a un subyacente, en vez de intercambiar directamente el subyacente.

Leer más »

Más información sobre , ,

Especulación y libertad

Especular no es que sea malo o bueno, es que es imprescindible e ineludible.

Si el mundo fuera un lugar perfectamente ordenado y programado como un reloj de Laplace, donde todo estuviera predeterminado y ninguna incertidumbre nos asaltase (además de ser un mundo rematadamente aburrido y opresor), especular no tendría sentido, no habría que tomar ninguna decisión; pues sabríamos perfectamente todo lo que va a ocurrir y ya se habría organizado todo en consecuencia.

Sin embargo, nadie sabe cómo será el mundo el año que viene o en 2019. Lo que queremos para nosotros no depende sólo de nosotros, sino de complejas interacciones externas sobre las que poco podemos influir. La experiencia nos enseña que proyectar linealmente nuestro presente hacia el futuro es el sesgo cognitivo que más cometemos de adultos. Por ello, al tomar cualquier decisión, estamos siempre especulando con sus consecuencias. Ya sea para evitar daño, ya sea para obtener beneficio. Y aunque nos genere estrés tanta incertidumbre, no podemos escapar a la propia realidad.

Leer más »

Más información sobre , ,

Hágame Usted rico

Es curioso cómo no existe demanda de expertos en sonarle las narices a la gente.

Supongo que es porque a nadie le gusta que otro le suene sus narices, de la misma forma que tampoco preguntamos si el novio o novia que tenemos es bueno o no.

Tampoco existen expertos en cómo meterse en la cama, o ducharse. Ciertamente, hay cosas, decisiones, que preferimos hacer por nosotros mismos, cosas totalmente personales. Sabiendo que lo que hagamos y sus consecuencias serán responsabilidad nuestra y nos afectarán a nosotros.

Por eso me sorprende cuando en la típica fiesta de antiguos amigos o reunión familiar alguien confiesa que se dedica a eso que llaman “la Bolsa” o los mercados financieros; inmediatamente la pregunta que se oye es “¿y en qué hay que invertir ahora?” Leer más »

Más información sobre , , ,

Creando Dinosaurios

¿Cómo haría la Madre Naturaleza para arreglar este desaguisado en el que se ha metido Europa?

Por ahora, nuestra arrogante civilización se empeña en hacer las cosas exactamente al revés de como las hace la naturaleza. La naturaleza divide y diversifica. Occidente unifica y concentra; fascinados como estamos por lo grandioso, como si en el tamaño residiese la clave de la supervivencia, del éxito. Cuanto más grande, mejor. Cuanto más fuerte, mejor.

Pues no. La naturaleza no sabe mucho de economía -o quizá sí-, pero ha aprendido a lo largo de cuatro mil millones de años cuál es la mejor estrategia para enfrentarse a la incertidumbre del futuro: basta apartar los ojos de la pantalla de nuestro terminal y dejarse perder por un bosque, una playa o cualquier otro ecosistema. La naturaleza diversifica, dejando desaparecer a quien lo hace mal. Lo que no funciona se deja atrás. Es la única manera de que un ecosistema sobreviva y evolucione, limpiando sus errores. Si un cambio en el clima no hubiera hecho desaparecer a los grandes dinosaurios, probablemente no estaríamos discutiendo sobre el Euro. Si cargamos sobre el resto de especies e individuos las equivocaciones de los demás, sería imposible mejorar, evolucionar, adaptarse, medrar. Leer más »

Más información sobre , ,

ECONOMÍA CHINA: PASADO, PRESENTE Y FUTURO

Estimados amigos,

hace tiempo q no me dejaba caer por los blogs y ya lo siento. Recientemente tuve el placer de participar como ponente en el II Seminario Electrónico sobre China, organizado por Xulio Ríos. Ahora escribo el enlace por si fuera de vuestro interés. Y cuelgo, también, un video sobre caracteres chinos (basado en la obra de Pedro Ceínos Arcones). Su libro, muy recomendable para aprenderlos desde la lógica, se titula “Manual de Escritura de los Caracteres Chinos” (Miraguano Ediciones).

La ponencia económica, podéis descargarla desde aquí: http://www.asiared.com/es/downloads2/m2-alberto-lebron.pdf

 

Más información sobre , , , , , , , ,

© 2011 Mercados .com Todos los derechos reservados.